agosto 07, 2011

#19... o ¿"naciones unidas"? (Versión en Castellano)

Sí, soy joven. Sí, soy inexperta. Y sí, me quedan cientos de miles de cosas que aprender y experiencias que vivir; pero, a estas alturas de mi vida, hay pensamientos e ideales que es imposible que cambien y por eso me atrevo a hablar de asuntos políticos por primera vez en este blog. Sin embargo, si esperáis que hable sobre la crisis, el bipartidismo o la corrupción, estáis equivocados.

¿Quién decide qué territorios conforman un país y cuáles no? ¿Quién decide si te has de sentir ciudadano de un lugar u de otro? ¿Por qué es tan difícil entender que existen pueblos con tradición y lengua propias que hacen surgir culturas diferentes y hacen que se desarrolle un “sentimiento de pertenencia” en las personas?

En Asturies tenemos una cultura y un idioma –sí, idioma; l’asturianu ye un idioma- propios desde hace cientos de años… aunque no lo parezca (en las escuelas e institutos es prácticamente imposible conseguir que se impartan, ya no las diferentes asignaturas en asturiano, sino una clase que enseñe nuestra lengua). Sin embargo, “alguien” ha decidido que el asturiano no debe gozar del status de “idioma cooficial”.

Asturies es una nación que ha sido ninguneada y oprimida a lo de su historia; a pesar de la famosa reconquista, a pesar del famoso Octubre del 34. No obstante, algunos de los “insultos” –o intentos de ello- más frecuentes referidos a los asturianos son los que dicen que el asturiano no es un idioma, que los asturianos somos paletos, pobres e incultos… y un largo y tedioso etcétera.
A partir de los citados comentarios provenientes del vulgo y del menosprecio de la clase política con respecto a Asturies, ha crecido entre los asturianos un sentimiento de reafirmación de nuestras raíces – raro es el asturiano que se siente más español que asturiano- e incluso de no pertenencia al Estado opresor, o sea, España. Por supuesto, no estoy diciendo que el cien por cien de la gente en Asturies piense así, ni siquiera sé el porcentaje exacto, pero puedo afirmar sin miedo a equivocarme que ese sentimiento existe y está presente en mucha gente.

No hace falta que escriba muchas más líneas para que entendáis lo que siento respecto a Asturies, su situación y la de otras naciones –todos sabemos cuáles- que, aunque nos aventajan con respecto a la oficialidad del idioma o la protección de sus tradiciones y símbolos, aún ven de lejos el ansiado reconocimiento –de nuevo “oficial”- como país.

No obstante, recuerdo que la oficialidad figura en un papel, en un tratado, en una ley, unos la tienen, otros la ansían, pero nadie nos puede prohibir que nos sintamos asturianos, franceses, estadounidenses, catalanes, vascos o, por qué no, españoles, que defendamos nuestras ideas e ideales, nuestros símbolos o nuestras tradiciones; en definitiva, nuestra cultura.

Pues eso, que como dijo una vez una cantaora (muy española ella): “Si NO me queréis, irse… o dejad, al menos, que me vaya yo.”*

*Esta frase ha sufrido ligeras modificaciones.

#19... o ¿"naciones unidas"? (Versión n'asturianu)

Sí, soi joven. Sí, soi inesperta. Y sí, quédenme cientos de miles de coses qu'aprender y esperiencies que vivir; pero, a estes altures de la mi vida, hai pensamientos ya ideales que ye imposible que camuden y por eso atrévome a falar d'asuntos políticos per primer vegada nesti blog. Sicasí, si esperáis que fale sobre la crisis, el bipartidismu o la corrupción, táis equivocaos.

¿Quién decidi qué territorios conformen un país y cuálos non? ¿Quién decide si te has de sentir ciudadanu d'un llugar o d'otru? ¿Por qué ye tan difícil entender qu'esisten pueblos con tradición y llingua propies que faen surdir cultures distintes y faen que se desenvuelva un “sentimientu de pertenencia” nes persones?

N'Asturies tenemos una cultura y un idioma –sí, idioma; l’asturianu ye un idioma- propios dende fai cientos d'años… anque nun lo paeza (nes escueles ya institutos ye prácticamente imposible consiguir que s'impartan, yá non les distintes asignatures n'asturianu, sinón una clase qu'enseñe la nuesa llingua). Sicasí, “daquién” decidió que l'asturianu nun tien de gociar del status “d'idioma cooficial”.

Asturies ye una nación que foi fecha de menos y primida a lo de la so hestoria; a pesar de la famosa reconquista, a pesar del famosu Ochobre del 34. Sicasí, dalgunos de los “insultos” –o intentos d'ello- más frecuentes referíos a los asturianos son los que dicen que l'asturianu nun ye un idioma, que los asturianos somos paletos, probes ya incultos… y un llargu y aburrible etcétera.
A partir de los citaos comentarios provenientes del vulgo y del menosprecio de la clase política con al respective d’Asturies, creció ente los asturianos un sentimientu de reafirmación de los nuesos raigaños -raru ye l'asturianu que se siente más español qu'asturianu- ya inclusive de non pertenencia al Estáu opresor, esto ye, España. De xacíu, nun toi diciendo que'l cien per cien de la xente n’Asturies piense asina, nin siquier sé'l porcentaxe esactu, pero puedo afirmar ensin mieu a equivocarme qu'esi sentimientu esiste y ta presente en muncha xente.

Nun fai falta qu'escriba munches más llínees por qu'entendáis lo que siento al respective d'Asturies, la so situación y la d'otres naciones -toes sabemos cuálas- que, anque nos aventayen con al respective de la oficialidá del idioma o la protección de les sos tradiciones y símbolos, entá ven de llueñe l'allampada reconocencia –de nuevu “oficial”- como país.

Sicasí, recuerdo que la oficialidá figura nun papel, nun tratáu, nuna llei, unos la tienen, otros la ansían, pero naide puede prohibinos que nos sintamos asturianos, franceses, estadounidenses, catalanes, vascos o, por qué non, españoles, que defendamos les nueses idees ya ideales, los nuesos símbolos o les nueses tradiciones; a última hora, la nuesa cultura.

Pos eso, que como dixo una vegada una cantaora (bien española ella): “Si NO me queréis, irse… o dejad, al menos, que me vaya yo.”*

*Esta frase sufrió llixeros cambeos.

PD: Perdón pol mio asturianu, nun ye correctu y la mayoría de les palabres les busqué nun diccionariu, pero ye que nunca se m'enseñó na escuela.

#19... o ¿"naciones unidas"? (Versió en Català)

Sí, sóc jove. Sí, sóc inexperta. I sí, em queden centenars de milers de coses que aprendre i experiències que viure; però, a hores d'ara, hi ha pensaments i ideals que és impossible que canviïn i per això m'atreveixo a parlar d'assumptes polítics per primera vegada en aquest blog. No obstant això, si espereu que parli sobre la crisi, el bipartidisme o la corrupció, esteu equivocats.

Qui decideix quins territoris conformen un país i quins no? Qui decideix si t'has de sentir ciutadà d'un lloc o d'un altre? Per què és tan difícil entendre que existeixen pobles amb tradició i llengua pròpies que fan sorgir cultures diferents i fan que es desenvolupi un “sentiment de pertinença” en les persones?

A Asturies tenim una cultura i un idioma –sí, idioma; l’asturianu ye un idioma- propis des de fa centenars d'anys… encara que no ho sembli (a les escoles i instituts és pràcticament impossible aconseguir que s'imparteixin, ja no les diferents assignatures en asturià, sinó una classe que ensenyi la nostra llengua). No obstant això, “algú” ha decidit que l'asturià no ha de gaudir del status de “idioma cooficial”.

Asturies és una nació que ha estat ningunejada i oprimida al de la seva història; tot i la famosa reconquesta, malgrat el famós Octubre del 34. No obstant això, alguns dels “insults” –o intents d'això- més freqüents referits als asturians són els que diuen que l'asturià no és un idioma, que els asturians som ‘paletos’, pobres i incults… i un llarg i tediós etcètera.
A partir dels citats comentaris provinents del vulgo i del menyspreu de la classe política pel que fa a Asturies, ha crescut entre els asturians un sentiment de reafirmació de les nostres arrels – rar és l'asturià que se sent més espanyol que asturià- i fins i tot de no pertinença a l'Estat opressor, o sigui, Espanya. Per descomptat, no estic dient que el cent per cent de la gent a Asturies pensi així, ni tan sols sé el percentatge exacte, però puc afirmar sense por a equivocar-me que aquest sentiment existeix i està present en molta gent.

No cal que escrigui moltes més línies perquè entengueu el que sento respecte a Asturies, la seva situació i la d'altres nacions –tots sabem quinas- que, encara que ens avantatgen pel que fa a l'oficialitat de l'idioma o la protecció de les seves tradicions i símbols, encara veuen des de lluny l'anhelat reconeixement –de nou “oficial”- com a país.

No obstant això, recordo que l'oficialitat figura en un paper, en un tractat, en una llei, uns la tenen, uns altres l'anhelen, però ningú ens pot prohibir que ens sentim asturians, francesos, nord-americans, catalans, bascos o, per què no, espanyols, que defensem les nostres idees i ideals, els nostres símbols o les nostres tradicions; en definitiva, la nostra cultura.

Doncs això, que com va dir una vegada una cantaora (molt espanyola ella): “Si NO me queréis irse… o dejad, al menos, que me vaya yo.”*

*Aquesta frase ha sofert lleugeres modificacions.

PD: Òbviament, el català no es parla a Asturies, però si el puc parlar, el parlo. He dit.